lunes, 22 de mayo de 2017

La lucha de Vilakazi en la Babel sudafricana


Pamela Uribe Valdés



Benedict Wallet Vilakazi (1906-1947)


Hay muchas diferencias entre Chile y Sudáfrica, una de ellas y quizá la más significativa desde mi punto de vista son los idiomas. Tanto los chilenos, como la mayor parte de nuestros vecinos sudamericanos, tenemos oficializado el español como lengua materna. En Sudáfrica, por el contrario, existen once idiomas oficiales, de entre los cuales destaco al Afrikáans (lengua de origen holandés), el Zulú y el Xhosa (lenguas originarias más habladas) y el inglés. Esta última si bien es lengua materna de un porcentaje mínimo de habitantes, es considerada un idioma común; es decir, es usada por quienes viven en las ciudades, además de ser la lengua predominante del gobierno y los medios de comunicación.

En consecuencia, nos encontramos con lecturas que son todo un misterio para nosotros. Por ejemplo, Benedict Wallet Vilakazi; religioso quien vivió entre 1906 y 1947. Vilakazi fue un poeta, novelista y educador perteneciente a la etnia Zulú. Además, fue el primer sudafricano de raza negra en alcanzar el grado de Doctor; logro admirable y casi impensado para la época.

Nje nempela fue históricamente la primera novela escrita en lengua Zulú, mientras que Inkondlo kaZulu, la primera obra poética escrita en esta misma lengua que toma la estructura europea tradicional del verso, la estrofa y la rima. De estas obras es difícil encontrar traducciones en inglés, lo que en español creo imposible. 

Quisiera compartir algunos versos del poema "Ngephasika" ("En el Oeste"), que con mucha humildad intentaré traducir desde el inglés: 

“…Por esto, ¡Oh Señor!,
te agradecemos.
Y recordamos también, como tú
deambulabas a través de estas tierras de África,
esta tierra de pueblos negros
…Yo escucho, yo temo que vienen a traicionarte;
Siento mi sangre congelada, mi cuerpo tiembla.
Yo también soy intercambiado en todos los lugares de la Tierra.
Vendido porque mi piel es negra.
Yo no elegí este color, la elección fue tuya;
Y siendo tuyo,
te agradezco, Señor…” 


En este pequeño extracto podemos observar como la voz del hablante establece un diálogo con Dios. Una voz que intenta hablar por su pueblo, por su raza; los zulúes. Vilakazi traslada la tradición religiosa europea hacia el continente africano, recordándonos que Jesús nació y recorrió parte de este territorio, subvirtiendo, de esta manera, la hegemonía del pensamiento eurocéntrico

En este poema Vilakazi, además, nos habla de la opresión y la esclavitud, que si bien ha sido abolida desde hace mucho, actualmente vemos representada en otras formas de segregación como la construcción de muros fronterizos o las extradiciones. Sin querer hacer una apología religiosa, creo que es una ayuda conocer estos humildes versos de Vilakazi que a principios de siglo XX hablaban esencialmente sobre un tema no superado: el respeto ante la diversidad étnica y cultural.



Foto: Originalmente aquí.  

No hay comentarios: